CPAP. Mantenimiento

LAVADO DE LA CPAP

Para su seguridad, tanto el equipo, como la mascarilla y la tubuladura deben mantenerse limpios y desinfectados. Afortunadamente, es posible desinfectar su equipo de forma fácil y económica con agua tibia y jabón suave o detergente. No limpie su equipo con detergentes abrasivos ya que pueden verse dañados.

Frecuencia de lavado: la mascarilla debe lavarse un mínimo de 3-4 veces por semana y la tubuladura y el humidificador (en caso de tenerlo) una vez por semana.

Para el lavado:  llene el fregadero con agua tibia y jabón. Introduzca la mascarilla, el arnés y la tubuladura dentro. Para la tubuladura, haga que el agua fluya a través del tubo. Frote la mascarilla y el arnés de manera suave con un paño limpio. Enjuague bien todo hasta que quede limpio y libre de jabón. A continuación déjelo secar, no ponga éstos a secar al sol o en alguna fuente de calor.

La propia maquina de CPAP también se debe limpiar con un paño húmedo y secarla después con papel de cocina.

En caso de utilizar humidificador, limpielo una vez por semana con agua y jabón o con agua y vinagre blanco. Déjelo secar y no lo exponga al sol o a otra fuente de calor. Recuerde utilizarlo siempre con agua destilada.

Comentarios

Todavía no hay comentarios. Podrías ser el primero en comentar

Escribe tu comentario